fbpx

En nuestra sociedad desarrollada a pasos agigantados los medidores eléctricos pueden ser de muchísima utilidad… si deseas saber cómo, te lo vamos a enseñar:

Primero… ¿Qué son los medidores eléctricos?

Son aparatos que te muestran cuantos kilovatios vas consumiendo durante el día. Las empresas que nos venden la energía eléctrica envían a personas que toman esta lectura y registran el número enviándolo a la empresa quien verifica cuanto ha subido el consumo y enviándote la factura a pagar.

¿En qué te benefician los medidores eléctricos?

Sencillo.  Ubica la última lectura de tu factura. Mira la lectura actual, resta el número que aparece en la factura al  que estás viendo en el medidor, multiplícalo por el valor de cada kilovatio y sabrás cuánto vale tu factura hoy.

Baja todos los fusibles en casa. Revisa el medidor eléctrico. Si continúa moviéndose hay una fuga de luz en tu casa, alguna toma o sistema está funcionando mal o tal vez haya una conexión fraudulenta que no habías notado y estás pagando los consumos de otros.

¿Cuántas clases de  medidores existen?

No todos los medidores son iguales. Dependiendo  de la corriente que van a medir son monofásicos o trifásicos y además tenemos 3 clases: Analógicos, digitales e inteligentes.

Los medidores analógicos son los tradicionales, tienen una especie de ruedita dentada que gira  bajo un número que va cambiando conforme se van consumiendo kilovatios.

El contador digital tiene la misma función pero en un tablero digital de alta duración, que además muestra la hora, y puedes tener acceso a la información de cuantos kilovatios por hora consumes.

 Ambos miden la corriente monofásica o trifásica. Los contadores inteligentes realizan las medidas de consumo en cada hora y puedes bajar esta información a un celular o computador.

Ahora sí, mira los números de los medidores de energía y controla tus gastos. No sólo le ayudarás al planeta sino a tu bolsillo.